En ocasiones, cuando aparece alguna licitación o concurso por parte de la administración, existe una coletilla tal como “los documentos se presentarán en formato .doc”, o “en formato word” y “las imágenes en formato .jpg”. No sé hasta que punto son conscientes, creo que hasta ninguno, que están obligando a utilizar un software y unos formatos propietarios y de pago.
Afortunadamente, desde hace algún tiempo, algunas administraciones han optado por el software libre y así están las distribuciones:

Consejerías de educación de algunas comunidades autónomas también han realizado sus propias distribuciones (Distribuciones Linux en España) Y sin embargo aún tenemos que ver la dichosa coletilla.
¿Hasta que punto una administración puede obligar a utilizar determinados programas informáticos?, si, ya sé que con OpenOffice podemos pasar nuestros textos a formato .doc, pero pueden descolocarse párrafos en esa transición. Ya de puestos, ¿por que no usar los PDF que mantienen las obras tal y como han sido producidas, maquetadas, y demás?

Es más ¿puede obligarnos a utilizar determinada marca de bolígrafos para rellenar los impresos? (impresos que en muchos sitios se descargan en formato .doc)

Bueno, pues a reflexionar se ha dicho
Esperemos que dentro de poco, el software libre se empiece a instalar en las administraciones, nos ahorrarán a los ciudadanos un montón de dinero en licencias

PD: Distribución Bardinux, de la Universidad de La Laguna (gracias Elena por el enlace)